Sacudón en la clasificación general de la Vuelta a Burgos, con Remco Evenepoel del Deceumimck – Quick Step que se llevó la etapa reina, una fracción peleada en todos sus tramos, con final en Picón Alto y con el belga como nuevo líder de la prueba.

Con cuatro puertos de montaña, el trazado de 150 kilómetros fue propicio para demostrar condiciones de escaladores, pero con la sorpresa del belga de 20 años que superó a los mejores escaladores de la prueba con un registro de 3 horas 59 minutos y 09 segundos.

Evenepoel ganó la etapa y es nuevo líder, acompañado del neozelandés George Bennett (Jumbo) y el español Mikel Landa (Bahrain – McLaren) que pasan también a comandar la general, con el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos) en séptimo puesto de la jornada y sexto de la Vuelta, a 52 segundos del belga.