La minera canadiense Lundin Gold prevé alcanzar una producción en este año de entre 200.000 y 220.000 onzas de oro en su mina Fruta del Norte, al sur de Ecuador, luego de retomar el fin de semana su operación en medio de medidas de seguridad por la pandemia, dijeron el lunes ejecutivos de la empresa.

La mina subterránea, ubicada en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe, suspendió su actividad el 22 de marzo tras la declaratoria de emergencia sanitaria en el país por la expansión del coronavirus y redujo su personal al mínimo requerido.

Con la reactivación de Fruta del Norte, la minera canadiense espera una recuperación del nivel de producción en el segundo semestre de este año, que se ubicaría entre 150.000 y 170.000 onzas de oro, para alcanzar los niveles anuales proyectados.

“Esta nueva proyección de 2020 entre 200.000 y 220.000 onzas de oro es una proyección impactada por la pandemia”, dijo Ron Hochstein, presidente y director ejecutivo de Lundin Gold, en una entrevista con Reuters.

Pese al impacto negativo por la pandemia en el 2020, Lundin Gold proyecta una producción promedio durante los 14 años de vida de la mina de 325.000 onzas de oro por año, añadió.

La actividad minera en el país disminuyó en un 60% debido a la duras medidas de confinamiento adoptadas por el Gobierno, pero las autoridades aprobaron en mayo protocolos de seguridad para el transporte de minerales y la recuperación de la actividad.

Para los habitantes de la provincia de Zamora Chinchipe ven con preocupación la reapertura del proyecto Fruta de Norte por el incremento de contagios en el cantón Yantzaza y los ofrecimientos de la empresa trasnacional todavía no se cumplen.