El presidente Lenín Moreno anunció la noche de este miércoles que el Gobierno asumirá el consumo extra de la energía eléctrica generado de marzo a agosto de hogares debido a las medidas de confinamiento por el coronavirus COVID-19 que provocaron un aumento de las tarifas.

Para esto se emitirán nuevas planillas de pago que tendrán el valor reflejado en los meses respectivos, pero del 2019.

«Para quienes no han podido pagar durante esa época vamos a diferir sus facturas hasta 36 meses plazos, este proceso será automático y no requiere hacer trámite alguno», explicó Moreno.

Las medidas se aplicarán para quienes consumen hasta 500 kilovatios por hora y se verá reflejado a partir de septiembre.