Llegó en sexto lugar concluida la II Etapa de la Vuelta a Burgos, el ecuatoriano a una diferencia de ocho segundos con relación al líder, Felix Großschartner.

Conforme a lo previsto, la segunda etapa de la Vuelta a Burgos fue más rápida que la inicial, un tramo plano adecuado para embaladores que tuvo al colombiano Fernando Gaviria, del UAE Team Emirates, como el mejor de la jornada al cruzar la meta de Villadiego con 3 horas, 55 minutos y 38 segundos. El tramo del día sumó 168 kilómetros.

El triunfo de Gaviria fue un premio al esfuerzo personal y al de un equipo mermado por las bajas en la previa de la etapa, al tener a tres de sus corredores, todos colombianos, fuera de nómina por sospecha de coronavirus.

“Trabajamos en silencio, llegamos golpeados por los compañeros que quedaron fuera. Creo que también querían estar acá para ayudar, pero lo pudimos conseguir”, dijo Gaviria. ‌

Desde la partida, el Caja Rural y el Burgos buscaron protagonismo con los españoles Joel Nicolau y Ángel fuentes, respectivamente, quienes estiraron al grupo desde los primeros kilómetros.

Sumaron ventaja de 5 minutos y alternaron trabajo con los pedalistas del Bora-Hansgrohe, con el ganador de la primera etapa, el austriaco Felix Grossschartner, en sus filas.

Sumados al grupo de la fuga aparecieron los italianos Ricccardo Verza (Kometa), Alessandro Fedeli (Nippo Delko) y el español Francisco Galván (Kern Pharma), que fueron los más constantes en punta de carrera.

En un último esfuerzo Nicolau se lanzó solo, pero a 15 kilómetros del final fue absorbido por el pelotón y todo quedó a espera de que alguno de los velocistas descuelgue para el final.