Hasta el 28 de julio próximo, el empresario Álvaro Noboa dará una respuesta respecto a si será o no candidato presidencial.

El año pasado él había dicho que no correría para esa dignidad porque más bien quería impulsar una iniciativa para fundar un país llamado América que agrupe a todas las naciones del continente.

Pero en las últimas semanas, a raíz de la difusión en redes sociales de un emotivo mensaje de su hijo Juan Sebastián, su nombre volvió a sonar con fuerza; incluso, asegura él, se mide en encuestas de intención de voto en las que él resulta ganador.

Noboa dijo que su decisión depende de cuánto apoyo él perciba de la ciudadanía: “Para poder gobernar este país necesito tres cosas: que el pueblo ecuatoriano, de pie y juntos, destruya el sistema electoral corrupto que ha imperado en este país en los últimos 30 años; que el pueblo apoye para meter presos a los corruptos del país; que el pueblo denuncie y colabore para meter presos a los traficantes del país.

Yo solito no puedo destruir esas tres fuerzas”.

Al consultarte de qué forma lo podría hacer el pueblo, indicó: “El pueblo puede hacerlo saliendo a las calles: dos millones en Quito, dos millones en Guayaquil y millones en todas las provincias.

No habrá policía, militar, gánster o traficante que pueda enfrentarse a ellos”. El empresario insistió en que él fue víctima de fraude electoral en 1998 y en el 2006.

Actualmente su partido, Adelante Ecuatoriano Adelante, está apelando una decisión del Consejo Nacional Electoral sobre su extinción del Registro de Organizaciones Políticas.

En tanto, todavía sin un partido político movimiento que los auspicie, Richard Intriago, dirigente del Movimiento Nacional Campesino (Fecaol), presentó ayer su precandidatura a la Presidencia de la República.

Intriago, quien aseguró tener el apoyo de la mayoría de organizaciones sociales, no solo agropecuarias, sino de otros sectores como el transporte, educadores y artistas, mencionó que su candidatura nació a raíz de la pandemia del COVID-19 debido a la unión entre organizaciones que se dio durante la emergencia.

Sobre el partido o movimiento que lo auspicie, el precandidato aseguró que manejan varias opciones y que tomarán una decisión después del 15 de julio cuando se celebre otra asamblea nacional a través de canales electrónicos.

Para hoy está previsto, asimismo, que las dirigencias de la Costa del movimiento Pachakutik oficialicen el apoyo a la precandidatura de Yaku Pérez Guartambel, actual prefecto de Azuay.

Los Consejos Políticos se reunieron días atrás para resolver el tema.

Los otros dos precandidatos de ese movimiento son: Salvador Quishpe, exprefecto de Zamora Chinchipe, y Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena de Cotopaxi.

Un cuarto aspirante sería Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), pero esto depende del Parlamento de los Pueblos.

Las primarias de Pachakutik están agendadas para el 15 de agosto.