La Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (ACESS) alcanza los 1.373 laboratorios autorizados a nivel nacional para detectar pacientes con Covid-19, con corte al 23 de julio. Una labor que ha sido posible gracias al trabajo en conjunto con los diferentes prestadores de servicios de salud públicos y privados que han sumado esfuerzos para enfrentar una pandemia de características incalculables ocasionada por el SARS-Cov2.

De los 54 procesadores PCR 17 corresponden a Universidades como: UEES, Universidad Católica Santiago de Guayaquil, Espol, entre otras.

El Gobierno Nacional y la Autoridad Sanitaria implementaron medidas para resguardar la salud de la población ecuatoriana, como son, entre otras, la Declaratoria de Emergencia Sanitaria Nacional y el Estado de Excepción.

En este contexto, el 17 de marzo de 2020 el Ministerio de Salud Pública dispone a la ACESS, conforme al ámbito de sus competencias, que se proceda con la “elaboración y aplicación de la lista de chequeo a los laboratorios que soliciten ser considerados para el diagnóstico de SARS-CoV-2, que garantice capacidad instalada, infraestructura, equipamiento y recurso humano capacitado para tal efecto. (…)”.

En ese sentido se determinaron requisitos para los establecimientos interesados en realizar pruebas Covid 19 dentro de tres clasificaciones:

  1. Autorización para Procesadores de Muestra: Laboratorios que cumplen con los requisitos mínimos para procesar muestras RT-PCR (detección molecular).
  2. Autorización para Tomadores de Muestra: Laboratorios que recolectan muestras para RT-PCR y las direccionan a los laboratorios procesadores autorizados.
  3. Autorización para realizar Pruebas Rápidas: Laboratorios que ejecutan pruebas rápidas (IgM e IgG por inmunocromatografía).

El Director Ejecutivo de la ACESS, Dr. Jorge Rubio Cedeño, señala que, para la emisión de autorización a los laboratorios, previamente un equipo técnico de la ACESS verifica el cumplimiento de los lineamientos ordenados por el Ministerio de Salud Pública y brinda constante asesoría técnica, en cuanto a medidas de bioseguridad, protocolos para toma de muestras, traslado y procesamiento que garanticen la seguridad del paciente y veracidad de los resultados.

Además, se requieren de áreas específicas de espera para los pacientes y para la toma de muestras, almacenamiento exclusivo, cumplimiento de protocolos de desinfección, limpieza, recolección de desechos infecciosos, guía de remisión que sustente la prestación del servicio, distanciamiento social dentro del sitio y contar con personal equipado con sus respectivos equipos y trajes de protección.

Parte de los elementos verificados por ACESS durante las visitas de inspección, es que el establecimiento cuente con las debidas autorizaciones emitidas por la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria  – ARCSA, en cuanto a equipos y pruebas para la detección de COVID-19.

Entre otras acciones, la ACESS ha creado un micrositio en donde los usuarios pueden consultar los laboratorios habilitados en las 24 provincias del país, ingresando en el siguiente link  www.calidadsalud.gob.ec/laboratorios-autorizados/. Esta información es dinámica y se actualiza semanalmente.

Durante la emergencia sanitaria se han realizado 511 inspecciones de Control y Vigilancia a prestadores de servicios de salud (en el marco de Covid-19). Es importante mencionar que el trabajo interinstitucional ha sido clave en la vigilancia con el apoyo de entidades como: la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA) y la Intendencia General de Policía, lo que ha permitido velar por la calidad de la atención en salud, detectar infracciones a la norma, así como evitar especulación en precios de las pruebas, estafas a la ciudadanía en la detección molecular de COVID-19; y, publicidad engañosa, con el pbjetivo de velar por la calidad de la atención en salud y seguridad del paciente.

Es indispensable que la ciudadanía conozca que se necesita la valoración de un médico previo a realizar las pruebas para detectar el SARS-CoV-2. Las pruebas se realizan bajo la prescripción de un profesional de la salud y sus resultados deben ser notificados por el establecimiento a la Autoridad Sanitaria Nacional.