Debido a la emergencia sanitaria que atraviesa el país, el Municipio de Yantzaza ha reforzado su interés en precautelar la salud y seguridad de sus colaboradores por medio de sus unidades, entregando Equipos de Protección Personal (EPP) a quienes laboran en primera línea, como es el caso de los operarios encargados de la recolección y el Relleno Sanitario.

Paola Mendoza, asistente técnico de la Unidad de Residuos Sólidos, manifiesta que estos insumos son un agregado a los implementos que la Unidad de Seguridad y Salud Ocupacional les entregó en días anteriores. “Principalmente para salvaguardar su vida contra algún agente infeccioso que pueda estar presente en el medio donde laboran y con los equipos apropiados reforzamos su seguridad.” explicó Mendoza.

“Ellos todos los días utilizan sus EPP, pero ante el COVID-19, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) emitió un protocolo de bioseguridad con las herramientas adecuadas que deben usar las personas encargadas de la gestión de residuos y de acuerdo a esos lineamientos adquirimos estos equipos de protección” finalizó Mendoza.

Lo insumos entregados fueron un traje anti-fluidos, mascarillas N95, guantes corrugados y gafas anti-paño. El monto aproximado de esta inversión es de USD 5 mil. Además, se socializó al personal un breve protocolo para retirarse los equipos de manera adecuada.

Finalmente, Leydi Masache, administradora del Relleno Sanitario, manifiesta estar más tranquila con esta dotación que les servirá para trabajar mejor, protegiéndose, no solo ella, sino a toda su familia, minimizando el riesgo de contagio en su hogar.