Mediante Comunicado oficial el alcalde de Nangaritza, Fredy Armijos Pérez, siendo responsable con él y con su pueblo, y por la seguridad de sus empleados y trabajadores, tomó la decisión de aislarse desde el martes 12 de mayo en su domicilio, pidiendo voluntariamente al Ministerio de Salud que le hagan la prueba del COVID- 19, prueba que le realizaron el miércoles 13 de mayo, y los resultados le entregaron este sábado 16 de mayo, indicando que es positivo.

El contagio se debe al sinnúmero de situaciones que ha estado enfrentando la primera autoridad ante la pandemia: recorrido de todos los barrios y comunidades, ha estado en sitios donde posiblemente hay contagios, entregando kits alimenticios, entre otras actividades.

Le pido al pueblo de Nangaritza que seamos conscientes; que no salgamos a las calles, por salir; que cumplamos estrictamente los protocolos de salud; y a todas las personas que han tenido contacto conmigo que utilicen las medidas de seguridad necesarias.

Yo me siento perfectamente bien en mi casa, pero quiero que mi pueblo también lo esté, que no tenga problemas. Por eso el compromiso del pueblo de Nangaritza, es que esta pandemia no vaya más allá, y que todas las personas que se sientan mal, que se encuentren con gripe, se hagan la prueba del COVID-19; solamente así, sabremos cuantas personas contagiadas tenemos en nuestro cantón. Creo que la presencia de personas que ingresaron por otro lado, nos trajo mayor contagio.

Mi compromiso seguir junto a mi pueblo. Desde mi domicilio voy a seguir laborando, voy a seguir disponiendo lo que tenga que disponer; no se va a paralizar totalmente la institución. Les pido el mayor respeto para todos quienes han estado en contacto permanente conmigo. Esto no es un chiste, una broma, esto es serio. Pero todo depende de nosotros, que realmente hagamos lo que tenemos que hacer; que seamos sinceros con uno mismo y con nuestras familias, eso es lo que yo he hecho.

Voy a seguir luchando por mi pueblo, junto a ustedes compañeros empleados y trabajadores, esto no me va a detener, no hará que me quede a un lado; más bien, me da más fuerza, energía y valentía para seguir adelante en estos momentos que más me necesita mi cantón, provincia y país.