Pese a que el país se encuentra en emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19  y por disposición del Gobierno Nacional existe la suspensión de la jornada laboral, los trabajos de vialidad rural competencia exclusiva del Gobierno Provincial de Zamora Chinchipe no se detienen, un claro ejemplo es el cantón Palanda a través del distrito “D”, quién brindó atención en los sectores que necesitaron de su intervención.  

Se realizó la limpieza de escombros que estaban interfiriendo el paso normal en la vía principal de Palanda al sector de Bellavista; de igual manera en la vía Valladolid-El Porvenir sector de Tapala; además, en la vía que conduce desde San Francisco-Mirador-Miraflores-El Triunfo-San Martín en el río Mayo hasta salir a Bellavista vía principal paso a Zumba.

Andrey Granda, residente de este Distrito indicó que, maquinaria y personal humano se encuentran firmes en su convicción de espíritu de trabajo y atención a la ciudadanía “estaremos siempre presentes cumpliendo con nuestra tarea de trabajo con la finalidad de mantener las vías expeditas ante cualquier necesidad que se presente y en caso de surgir nuevas emergencias se continuará con la atención de la vialidad rural”.

El prefecto de Zamora Chinchipe Cléver Jiménez en días anteriores, dispuso la suspensión de la jornada de labores por el COVID-19 enfermedad que azota a nivel mundial a la población, al mismo tiempo fue muy enfático en manifestar que en caso de existir alguna emergencia sobre todo vial, personal y maquinaria de los Distritos tendrán que cumplir con su misión y dar la respectiva solución.