Ante las denuncias de los conductores que no pudieron transportarse entre las provincias de Zamora Chinchipe y Loja con alimentos, el prefecto de la provincia amazónica, Cléver Jiménez, solicitó una mayor atención a las autoridades estatales.

“Es lamentable este tipo de actitudes de autoridades gubernamentales. El decreto es completamente claro.

Existe libre movilidad para transportar combustibles y para el sector productivo”, indicó el prefecto de Zamora Chinchipe, este viernes 20 de marzo del 2020, durante una entrevista en un noticiero local. Jiménez se refirió a la Gobernación de Loja.

“Necesitamos movilidad absoluta para que puedan transportarse los insumos necesarios para seguir produciendo en el campo, que son los que nos va a alimentar en los próximos meses.

Hago un llamado a la Gobernación de Loja para que utilicemos el raciocinio (…) Si es que esto persiste voy a tener que hacer varias llamadas a nivel nacional para que se tomen los correctivos necesarios”.

El Prefecto informó que se habilitaron diferentes puntos de control en los ingresos terrestres a la provincia para fumigar a los automotores que entren a este territorio, en medio de la emergencia sanitaria que vive el país.

En estos puestos de control, agregó, también habrá personal de salud que revisará a quienes ingresen y salgan de la provincia para verificar posibles casos con sintomatología relacionada con el covid-19. La medida se adoptó en el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial. “Estamos cumpliendo con todo lo necesario para evitar los contagios en la provincia”.

Jiménez indicó además que el personal del Gobierno Provincial está atento a las posibles emergencias viales que se puedan presentar en esta jurisdicción.

Para facilitar estas labores, pidió a los pobladores reportar posibles derrumbes para atender esos puntos. “Habilitaremos inmediatamente las vías para que puedan salir los enfermos a los hospitales”.

Jiménez dispuso también que no se pagara a los contratistas que laboran con la Prefectura porque esos recursos serán destinados “para atender a esta emergencia”, que deja hasta este vienes 20 de marzo del 2020 367 personas infectadas con covid-19 en el Ecuador.