La empresa Ecuacorriente, concesionaria de la mina de cobre Mirador, en Zamora Chinchipe, suspendió de manera temporal el traslado de concentrado de cobre hasta los puertos para evitar la propagación del coronavirus.

Hasta la actividad minera en Ecuador se ha visto afectada por la emergencia sanitaria del Covid-19, pese a que el ministro de Energía, René Ortiz, aseguró que los sectores estratégicos, del que forma parte la minería, operan al 100%.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) del cantón El Pangui resolvió el jueves, 19 de marzo, la restricción de la movilidad -entrada y salida- de los trabajadores de Mirador.

Son “nuevas acciones y medidas preventivas ante el coronavirus“, señala la resolución del COE cantonal de El Pangui, que es presidido por el alcalde Carlos Punín Tello.

Punín Tello dijo que esta “medida extrema” busca evitar la propagación del coronavirus en la provincia.

“Tuvimos la presencia de trabajadores de China, a quienes, en coordinación con las autoridades de salud (del Gobierno), se ha logrado que se trasladen y pernocten en sus campamentos”, dijo Punín Tello.

Ante la decisión de las autoridades locales, según Punín Tello, Ecuacorriente deberá paralizar sus operaciones desde hoy 20 de marzo del 2020.

Los representantes de Ecuacorriente se reunieron con la Cámara de Minería el 19 de marzo para explicar los problemas que acarrea la decisión del COE de El Pangui.

La mina representa una inversión de USD 2.015 millones y ha generado 11 mil plazas de empleos directos e indirectos.